Marginado y mal entendido por la cultura de la época, J. S. Bach fue capaz de mirar profundamente en su alma y encontrar en la religión la más alta inspiración.Así nacieron obras maestras como preludio e fuga n.1 bwv 846 del 1° libro Clavicémbalo bien templado, partitura que ha despertado en mí una emoción fuerte. Su melodía es un poema romántico , con un tono vacilante, como nuestras emociones.La pieza debería realizarse al sexto año de estudio, pero yo la hice después de dos años ! Querer es poder! .

clic aquí para descargar la partitura gratis.

Y el mejor desempeño, en mi opinión, es de “Glenn Gould”. Mira el video.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading ... Loading ...