Saltear al contenido principal

Tiempos simples y compuestos – Beyer – Lección # 3

El compás es la entidad métrica musical, compuesta por varias unidades de tiempo (como la negra o la corchea). Esta división se representa gráficamente por unas líneas verticales, llamadas «líneas divisorias» o «barras de compás» que se colocan perpendicularmente a las líneas del pentagrama.El final de un fragmento musical u obra se señala por una barra vertical doble, que también se usa para señalar partes principales (unidades formales) de un trozo de música, un cambio de compás o un cambio de clave.

El compás contiene los valores de las notas musicales , cuya suma debe dar un valor constante. Este valor se establece en el principio de la canción, a través de un número fraccionarioen lo que el denominadorrapresenta la unidad de tiempo (4 es una negra), mientras el numeradorla cantidad de unidades de tiempo. Un compás de 2/4 tendrá un máximo de dos notas negras. El siguiente ejemplo aclarará las ideas.

Los compases se dividen en simples y compuestosLos simples tienen una estructura de tiempos (divisiones del compás) sencilla. En la práctica, son simples los que, en su fórmula de compás correspondiente, tiene como numerador 2, 3 y 4. Se pueden clasificar en binarios, ternarios o cuaternarios.

En los compases compuestos los tiempos pueden dividirse en tres.
Si desea obtener la correspondiente medida compuesta de una simple, hay que multiplicar por tres el numerador y por dos el denominador. Ejemplo: 2/4 = 6/8 ; 3/4 = 9/8 ; 4/4 = 12/8.

Esto es sólo un conocimiento superficial,pero esencial para empezar:En las próximas lecciones vamos ver caso por caso como debemos comportarnos a nivel de métricas y estilos.

Concluyo hablando un poco del metrónomo.Eso es un aparato utilizado para medir el tempo (la velocidad de la música).El metrónomo a cuerda consta de una caja y un péndulo con un contrapeso móvil. En la parte superior de la caja hay una escala que indica el número de pulsaciones por minuto. A medida que el contrapeso va hacia abajo, el tempo se vuelve más rápido. También hay metrónomos electrónicos.
Si un compositor desea que el movimiento (la velocidad) del tiempo sea de una negra por segundo (que es más o menos el ritmo del paso normal de un peatón) debe utilizar una sencilla regla de tres: si una negra equivale a un segundo, entonces un minuto (60 segundos) equivaldrá a 1 negra x 60 segundos / 1 minuto = 60 negras. Entonces se escribe al principio de la obra, (negra = 60).).

Por convención se utilizan palabras en italiano que indican el movimiento. En orden de menor a mayor rapidez los principales son largo, adagio, andante, allegro y presto.

Vamos a ver estos conceptos en los primeros ejercicios de práctica.

Pianosolo

Esta entrada tiene 8 comentarios

  1. esta bien explicado y a los q no les gusto lo lamento pero si queres aprender musica tenes q aprender eso. y es Gusto 😉

  2. Esta muy bien explicado. Clarísimo. Solo hace falta abrir la mente e ir despacio intentando visualizar cada concepto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies